De nuevo, la AP de Zaragoza, en este caso la Sección 4ª, dicta dos Sentencia (SAP 120/2020 DE 5 DE JUNIO Y 123/2020 DE 8 DE JUNIO) en las que condena a Banco Santander a indemnizar a nuestros clientes por los daños y perjuicios sufridos en la compra de Valores Santander

Como suele ser habitual, se dictamina que la información dada por la entidad financiera en el momento de la compra fue insuficiente, errónea e inexacta, lo que propició que los inversores minoritarios compraran un producto complejo y de elevado riesgo. Este producto comprado mayoritariamente en el año 2007, ha llegado a producir unas pérdidas de entre el 30 %y el 50% de la inversión realizada.

Ambas Sentencias condenan al Banco Santander a indemnizar las pérdidas sufridas con los intereses desde la compra del producto en el año 2007, así como al pago de las costas judiciales.