La Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Zaragoza, ha fallado a favor de un matrimonio, que suscribió en mayo de 2016 la compra de acciones de Banco Popular por importe de 8.033,23 euros.

En la mencionada sentencia, se estima íntegramente el recurso de apelación interpuesto por los clientes contra la sentencia de la primera instancia, declarándose la responsabilidad del Banco Popular (actualmente, Banco Santander) por la pérdida sufrida a consecuencia de la suscripción de 4.567 acciones, condenando a la entidad demandada a pagar a la actora la cantidad invertida con los intereses legales desde la fecha de suscripción.

La Audiencia Provincial, emite el fallo basándose en que la adquisición de las acciones por parte de los clientes se efectuó debido a la imagen de solvencia dada por la entidad, confiando los clientes en la información aportada, la cual, no se ajustaba a la realidad, lo que les produjo un perjuicio ya que perdieron el valor total de las acciones, derivándose la responsabilidad de la demandada de este hecho.