Recientemente, el juzgado de primera instancia e instrucción nº1 de Ejea de los Caballeros, obliga al Banco Santander a indemnizar a uno de nuestros clientes con más de 100 mil euros por la mala comercialización de un «SWAP»

Tal y como se expresa en la Sentencia, la empresa contrató este producto por la expresa recomendación del empleado del banco, no realizando este último, los necesarios estudios que la Ley de Mercado de Valores establecía.

La vía para reclamar los daños y perjuicios sufridos por este tipo de productos, seguirá existiendo hasta el mes de octubre del año 2020.

Esta Sentencia va en la línea de las que ya el Tribunal Supremo ha publicado en relación a la comercialización de “SWAPS” por el Banco Santander. El banco ofrecía el producto como algo idóneo y recomendable para la empresa, cuando en realidad era un negocio para la entidad