La sección 5ª de la Audiencia Provincial de Zaragoza, confirma la sentencia de primera instancia y obliga al Banco Santander (antes banco popular) a anular la suscripción de unas obligaciones subordinadas.

Condenándoles a devolver los 215 mil euros invertidos por nuestros clientes (más los intereses correspondientes).

La inversión realizada por nuestros clientes eran los ahorros de toda una vida, por lo que el despacho celebra el éxito con especial emoción.

Al no ser recurrida la Sentencia anteriormente mencionada, se convierte en Sentencia firme y por lo tanto el Banco Santander tendrá la obligación de devolver los 215.000 euros más intereses correspondientes.

 

A continuación, les mostramos el Fallo de la Sentencia de 1ª Instancia: